Bogavante a la Plancha

Lo primero y más importante es elegir un buen bogavante, mucho mejor si aún está vivo y lo cortamos en dos mitades: Echa un vistazo a este articulo antes de cortar el bogavante.

Vertimos un chorrito de aceite de oliva en la plancha y lo retiramos con un pape quedando solo una base de aceite para que no se adiera el bogavante.

Añadimos sal al bogavante mientras que se calienta la plancha y, cuando este bien caliente, ponemos el bogavante ya cortado. Lo dejamos a fuego medio y lo giramos con cierta frecuencia dejando siempre que pase más tiempo bocabajo.

Dejamos el bogavante en el fuego hasta que esté bien hecho, es decir, cuando la carne esté más compacta y no esté ya totalmente adherida a su caparazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *